ESPECIALIDAD:

HIPERHIDROSIS AXILAR

El Tratamiento de la sudoración excesiva (hiperhidrosis) con toxina botulínca (Botox) consigue reducir la actividad de las glándulas sudoríparas en axilas ,basta con infiltrar la toxina botulínica en estas zonas para que el efecto permanezca durante un espacio de tiempo de 7 a 10 meses.

Los resultados son muy satisfactorios.

Aplicación y duración

El tratamiento se realiza en consulta de forma ambulatoria y no requiere anestesia ya que es indoloro. Consiste en introducir con una aguja muy fina unas gotas del producto en la piel, de forma muy superficial

Inmediatamente después del tratamiento no se observa ningún cambio apreciable y se puede retomar la vida laborar sin señales de haber realizado el tratamiento.

Contraindicaciones

– Las enfermedades neuromusculares como la miastenia gravis, esclerosis múltiple o esclerosis lateral amiotrófica

– Las infecciones en las zonas de inyección Hipersensibilidad conocida a la albúmina o proteínas de huevo

– Embarazo

– Lactancia

PIDE TU CITA

8 + 1 =